Ventajas y funcionamiento de sistema de monitoreo y control a distancia.

Los equipos individuales (que pueden ser controladores de refrigeración, humidistatos, simples medidores de temperatura o de presión, bloque de entradas y salidas digitales o analógicas, controladores de alimentación de potencia) se conectan entre sí y a un concentrador a través de un cable. Este concentrador, a su vez se conecta a un computador (PC común) mediante un cable USB. En este computador se instala el software de módulo local, el que permite registrar y almacenar todos los datos de los equipos individuales, como temperatura, presión, humedad, voltaje, corriente, potencia, factor de potencia, apertura de puertas o cierre de contactos de presostatos, alarmas, y el estado de funcionamiento de los dispositivos (compresores, ventiladores, deshielo, etc). Además, permite configurar todos los parámetros de los controladores, iniciar acciones (por ejemplo, un deshielo). Este computador, si está conectado a internet, puede comunicarse con otros computadores que tienen instalados el módulo remoto. Se puede gerenciar a los usuarios que acceden al sistema en forma remota de tal forma que se pueden limitar las acciones que ellos puedan tomar. El computador con el módulo local puede generar alarmas virtuales (programadas en el computador, no en el controlador) e enviar por email mensajes con la información sobre estas alarmas a usuarios predefinidos.
También hay un módulo móvil que se instala en los teléfonos móviles que tienen la capacidad de acceso de internet y que provee una funcionalidad mínima de acceso al computador con el modulo local.
La gran ventaja de este sistema es que es relativamente simple para implementar y puede abarcar en caso más básico desde un solo controlador, pero puede crecer a cubrir las necesidades de un frigorífico más grande con hasta 256 controladores. Pero el software y las pantallas del usuario son los mismos sin importar si tiene 1 controlador o 256 controladores conectados. Con esto no hay más divisiones entre envergadura pequeña, mediana o grande de la planta frigorífica, se puede comenzar con una sola unidad de control y dejar crecer el sistema según sus necesidades en forma natural. No hay más dependencia de un solo equipo caro para visualizar los datos recopiladores, ya que todo se controla desde un computador de PC común y corriente, lo que también permite manejar los datos recopilados en forma eficiente y simple.
Las ventajas al instalar un sistema así son las siguientes: se puede monitorear a nivel local y remoto todas las operaciones, tomar medidas correctivas en caso de una emergencia a distancia, ayudar a reducir costos mediante gerenciamiento de ahorro energético (por ejemplo, implementando manejo inteligente de temperatura para la noche), proveer los informes de temperatura y de alarmas, lo que es un requisito imprescindible para HACCP y también está normado en el artículo 189 del Reglamento Sanitario de los Alimentos ("El almacenamiento … deberá realizarse en cámaras frigoríficas... Estas cámaras deberán disponer de dispositivos que registren continuamente la temperatura.").