Transformador y empalme.

Al transformador y al empalme le corresponden aprox. 7-10 % del costo total de la planta. Desgraciadamente, no hemos encontrado formas de lograr ahorros significativos para este ítem debido a las prácticas monopolistas y desleales de las empresas distribuidoras eléctricas.

Hemos tratado de encontrar formas de reducir los costos de instalación de un transformador del empalme, pero las empresas distribuidoras se aferran a su negocio y no permiten extraños tomarse un pedazo de la torta. Aquí, 2 + 2 = 8 y esto está casi protegido por ley.
transformador de 150 KVA
La primera idea consistía en comprar un transformador usado. Un transformador nuevo de 150 KVA cuesta alrededor de 4.000.000.-, uno usado puede encontrarse por mucho menos, 1.500.000.- hasta 2.000.000.-, pero la empresa distribuidora exige que sea certificado. Certificado implica un costo de por lo menos 1.000.000.- adicionales, pero esto no significa que tenga garantía. Por lo tanto, no hay ninguna ventaja en comprar usado, un 30 % de descuento por un equipo usado no es ningún negocio.
conjunto instalado
Segunda idea era contratar a un eléctrico independiente para que hiciera la instalación. Hemos gastado nuestro tiempo y tiempo de dos instaladores que prepararon presupuestos bastante más económicos que de la empresa distribuidora de energía, pero apareció otro problema. Para la conexión del empalme hay un cobro que varía entre 1.000.000.- y 1.600.000.- dependiendo de la potencia del transformador que va en beneficio de la empresa distribuidora. En cambio, la empresa distribuidora no cobra este valor si la instalación la hacen ellos. Entonces, la instalación a través de la empresa distribuidora salía lo mismo que una instalación a través de un eléctrico más el cobro por la conexión.
Fusibles de alta tensión
Al final, creemos que es mejor desistir de los intentos de ahorrar en este ítem, ya que las ganancias potenciales son casi nulas.
Esto sí que tenemos que admitir que por lo menos en nuestro caso la empresa distribuidora era eficiente y rápida en la instalación y también proporcionó un crédito “gratuito” (los intereses están integrados desde principio en el valor que paga el cliente) hasta 6 meses.
Un punto importante es que hay que determinar muy bien los requerimientos de la potencia de la planta, tanto para el día de hoy como para mañana. El valor de toda la instalación se compone de aprox. 40 % del valor del transformador, 20 % del equipo medidor de consumo y de los postes y 40 % de la mano de obra. Por lo tanto, un aumento de la potencia del transformador de 150 KVA a 250 KVA involucra un aumento en el precio final de solamente 7 %. Pero si necesita agregar otro transformador de 100 KVA, este aumento le va a costar aprox. 70 % extra!
El único problema con un transformador sobredimensionado es que tendrá perdidas algo mayores que un transformador a medida.