Reducción de costos operacionales mediante la instalación de sistemas de monitoreo y control a distancia en frígorificos.

La compra de un sistema de supervisión y control a distancia involucra una inversión de bajo monto (menor que el 5 % de los sistemas de frío), pero igual debe justificarse. ¿Cuáles son las ventajas económicas concretas que una planta frigorífica puede obtener en caso de instalar un sistema de monitoreo y como implementar un programa para optimizar estas ventajas?
Hay que entender que por sí la adquisición de un sistema de monitoreo y control a distancia no va a significar un ahorro automático. Hay que aprender a usar el sistema, hay que recopilar los datos y hay que analizar los datos recopilados. Todo esto exige inversión adicional en capacitación y gastos de mano de obra. Sin embargo, si se implementa esto, los ahorros pueden ser muy significativos.
Podemos dividir los potenciales ahorros en
  • reducción de costos de producción mediante ahorro energético (aprovechamiento más eficiente de la energía).
  • reducción de costos de producción mediante aumento de capacidad productiva (aprovechamiento más eficiente de la instalación y del capital invertido).
  • reducción de costos de mantención y reparación.
  • prevención de fallas críticas y catastróficas que resultan en perdida de producto.
  • reducción del personal y/o su uso más eficiente.
El sistema de monitoreo permite recopilar datos muy detallados sobre el comportamiento de todo el sistema. En caso ideal el sistema de monitoreo debería incluir los siguientes módulos:
  • controlador de frío (para cámara o túnel) con datos de temperaturas de cámara y evaporador y el estado de los equipos.
  • vatímetro (medidor de potencia)
  • termómetros adicionales (para túneles) con sondas para insertarlas en el producto.
  • monitor de energía suministrada
  • opcionalmente, medidores de presión (en la línea de succión y descarga).
Vamos a considerar ahora en detalles las siguientes partes donde se puede lograr reducciones de costos mediante sistemas de monitoreo y control a distancia:
Para resumir, en una planta promedio “descuidada” se pueden lograr ahorros en energía del orden del 10 – 20 %, aumentos de productividad del orden de 50-80 %, y en caso de una planta “cuidada” se puede reducir fuertemente los gastos de mantención y del personal.